Cambios en YouTube

¿Qué chico de hoy en día no sueña con ser como El Rubius, como Auron Play, o como cualquier “YouTuber” conocido en Internet? Pues sintiéndolo mucho, YouTube ha decidido alejar un poco más ese sueño de todo el mundo, el cual ya estaba bastante lejos por la cantidad de competencia que hay en esta plataforma y es que ha cambiado sus políticas de monetización de vídeos.

Parece que el “YouTuber” LOGAN PAUL  el cual mostró en uno de sus clips un cadáver de una persona ahorcada en Japón, mostrando bastante poco respeto por el mismo, ha abierto un poco los ojos a los responsables de la plataforma. Por este vídeo jactándose del cadáver, y por otras muchas como el sonado “cara-anchoa”, creemos que han decidido tomar medidas para evitar estas situaciones entre las cuales se anuncian una mayor vigilancia y revisión de los contenidos por gente real y no únicamente automatizados por algoritmos informáticos.

Logo Corporativo YouTube

Por otra parte y, quizás la medida más sonada, es que para poder acceder al YPP (el programa de socios de YouTube), ya no será suficiente con generar 10.000 reproducciones de por vida. Al parecer esta cifra se ha quedado muy corta para empezar a monetizar los vídeos y han decidido implantar dos nuevos requisitos para ampliarlo.

  • Acumular 4000 horas de visualización en el canal en los últimos 12 meses
  • Tener al menos 1000 suscriptores.

Con esto la plataforma busca mantener unos espectadores fieles, e intentar que la publicidad que incluyen en los vídeos, que es la que sirve para pagar los canales que tienen monetizados los vídeos, la vea mucha más gente.

Estas medidas entran en vigor el día 1 de febrero, y tendrán un periodo de adaptación de 30 días. A partir de este periodo los canales que no cumplan estos requisitos dejarán de beneficiarse de este programa de socios y, por lo tanto, dejarán de monetizar sus vídeos.

«Estamos realizando cambios para abordar los problemas que afectaron a nuestra comunidad en 2017, de modo que podamos evitar que los malos actores dañen a los creadores originales e inspiradores de todo el mundo que se ganan la vida en YouTube» según indican en un comunicado Neal Mohan y Robert Kyncl, responsable de producto y director de negocio de youtube respectivamente.

Quizás esto último también tenga que ver con el abuso que ha sufrido “El Canal de Korah” a través de Jukin Media, el que al parecer reclamó los vídeos de Korah indicando que les pertenecen aunque, como explica Korah en su vídeo “Situación con “Doblando Virales” ¿Me están robando?”, al modificarlo y hacer un trabajo artístico sobre el vídeo (en nuestra opinión los mejora la mayoría) y no re-subirlos, tendría todo el derecho a monetizarlos.

Gracias a estas nuevas medidas por parte de YouTube se quitan de un plumazo un exceso de vídeos monetizados y se podrá valorar, leer las opiniones y dictar una sentencia justa para cada situación, ya que habrá personas reales revisando los canales y los vídeos más exitosos.

¿Será todo lo anterior una buena jugada por parte de YouTube, o dará paso a nuevas plataformas que adopten su sistema de pago anterior y harán que YouTube caiga? Tendremos que esperar a ver cómo funcionan las medidas.